Ayuntamiento de Quintanar de la Orden

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

La Residencia Ntra. Sra. del Rosario de Quintanar de la Orden celebra su 125 aniversario con un completo programa de actividades que dieron comienzo el pasado sábado, 3 de diciembre, y que se alargarán durante todo el año.

Con motivo del 125 aniversario de la Residencia de Ntra. Sra. del Rosario, desde que un 3 de diciembre de 1981 tuviera lugar la inauguración del Asilo-Hospital en Quintanar de la Orden, momento en el que llegaron hasta el municipio las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, la Residencia ha decidido conmemorar esta efeméride con la programación de numerosos actos y actividades que se desarrollarán a lo largo de todo el año.

Los actos comenzaron el pasado sábado, 3 de diciembre, justo el día en que se cumplían los 125 años, con un acto institucional en el Ayuntamiento quintanareño donde las Hermanitas de los Ancianos Desamparados fueron recibidas por el alcalde, Juan Carlos Navalón y concejales de la Corporación Municipal, además el director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños.

Gómez Bolaños aseveraba que se trataba de un día importante para Quintanar de la Orden. Asimismo tuvo palabras de agradecimiento para la congregación por el trabajo que vienen desarrollando desde hace 125 años. “Ha sido un trabajo dedicado a las personas que peor lo están pasando, a las personas mayores, es un trabajo impagable al servicio de los más necesitados”. El director provincial indicaba que los nuevos tiempos exigen que los Gobiernos trabajen en colaboración con todas las entidades y “hay que estar con las puertas abiertas y la mano tendida a todas ellas”.

Por su parte, el primer edil quintanareño, Juan Carlos Navalón, recordaba que en 1891 cuando se inauguró el Asilo, hablar de términos tan familiares para nosotros hoy día como protección social y Ley de la Dependencia, en aquellos años era una utopía. Sin embargo, decía Navalón, “esta congregación de Hermanas se dedicaba precisamente de los ancianos desamparados que por aquella época era una clase social muy débil y que necesitaba dichos cuidados porque no existía ninguna protección social para ellos”.

“Hoy día no sólo prestan servicios de carácter caritativo sino de carácter asistencial con la tercera edad”. En ese sentido, recordaba que desde la Residencia trabajan con instituciones como la JCCM, la Diputación y la Administración del Estado para cuidar a la tercera edad “Son, sin duda alguna, una institución fundamental en nuestro pueblo además de muy queridas y necesitadas porque esa asistencia la prestan con una ternura y un cariño insustituibles”.

El alcalde les animó a continuar con su vocación y su labor que recordaba no sólo se da a ancianos de Quintanar, sino de toda la comarca.

Al acto asistieron más de medio centenar de Hermanas de esta Congregación procedentes de toda la Península. Precisamente Sor Adela y Sor Isabel, en representación del resto, se mostraban muy contentas y esperaban disfrutar de ese día de convivencia y de celebración.

Sor Adela indicaba que a pesar de los años, la misión de las Hermanas es la misma aunque eso sí, actualizada y con mejores medios que antes no existían. “Nosotros lo que intentamos es que nuestras casas sean un hogar para los ancianos, una continuación del hogar, donde la familia siga involucrándose con ellos”.
Tras el recibimiento en el Consistorio, toda la comitiva partió hacia la Residencia en pasacalles amenizado por la Banda Sinfónica Municipal. Una vez allí, se celebró una Eucaristía presidida por don Francisco Ortiz y acompañado por el Coro de la Residencia.

Posteriormente, tuvo lugar la Bendición e inauguración del Grupo Escultórico realizado por el artista Felipe Torres Villarejo y por último brindaron todos con un vino español.

 

FOTOFRAFÍAS: ARTURO ROJO

0
0
0
s2sdefault