Ayuntamiento de Quintanar de la Orden

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Manos Unidas Quintanar inauguraba en la tarde del sábado su tradicional mercadillo solidario en la Sala “La Ermitilla” que tiene como objetivo recaudar fondos para el proyecto social de la próxima campaña.

“El mundo no necesita más comida, necesita más gente comprometida” es el lema escogido para la campaña de Manos Unidas 2017. Un lema que viene a reivindicar la necesidad de que todo el mundo colabore y se comprometa con los más necesitados como, en este caso, hace esta ONG, que durante todo el año realiza campañas y acciones destinadas a recaudar fondos siempre por un proyecto que se lleva a cabo en zonas subdesarolladas que necesitan la ayuda de todos.

Como cada año, al aproximarse las fechas navideñas, Manos Unidas Quintanar organiza un mercadillo solidario donde, tal y como explicaba su presidenta, Mª Teresa Iniesta, se ofertan gran diversidad de productos artesanales procedentes de la Indica, África, Asia, etc; además de productos de comercio justo y productos que donan los comerciantes de la localidad quintanareña. Además desde la ONG realizan el sorteo de una gran cesta de productos y con la venta de papeletas también recaudan fondos.

Mª Teresa invitaba a los quintanareños y quintanareñas a pasarse por el mercadillo y aprovechar para hacer las compras para los regalos de Navidad. Asimismo, indicaba que desde Manos Unidas siempre se sienten agradecidas porque la gente de Quintanar es muy solidaria y siempre se vuelca con las acciones que se llevan a cabo.

En el acto de inauguración también estuvo el alcalde, Juan Carlos Navalón; la concejala de Bienestar Social, Piedad Heras; y la concejala del grupo Ciudadanos, Begoña Molina; además del sacerdote, Francisco Aparicio que se encargó de explicar el proyecto de 2017 para quién irán destinados los fondos que se recauden durante toda la campaña. Según explicaba se trata de programa de salud para jóvenes en un estado en el norte de la Indica y necesita un importe de 49.747 euros y como beneficiarios directos serán unas 9.500 personas e indirectos más de 43.000 personas. “La consecución del proyecto promoverá la atención sanitaria y educación básica para capacitar a los adolescentes y jóvenes tribales de entre 10 y 24 años de aquella zona en la prevención del sida y otras enfermedades de transmisión sexual, en higiene y nutrición y en derechos y beneficios sociales”. El proyecto está coordinado por centros de salud rurales que creará unos 300 grupos de adolescentes para la educación. La población tribal vive en casas de adobe, sin electricidad, bajo el umbral de la pobreza y las mujeres son sobre todo las más desfavorecidas, obligadas a casarse antes de la edad legal, siendo madres con 15 años y siendo también acusadas de ser las culpables de las enfermedades de transmisión sexual “por eso, decía Francisco, es importante la consecución de este proyecto, que aunque no es la construcción física de un edificio en sí, permitirá el desarrollo de los beneficiarios”.


Por su parte, el alcalde, Juan Carlos Navalón, quiso agradecer la labor de Manos Unidas “que se dedica en cuerpo y alma en esta labor de solidaridad tan importante”. Son muchas las personas en el mundo las que pasan necesidades y desde aquí, desde un trocito de La Mancha, como es Quintanar, gracias a vosotros se transmite esos deseos de solidaridad para con todo el mundo”. Juan Carlos, que recordaba que en Quintanar brilla la solidaridad con diversos actos en diferentes ámbitos lo que demuestra que los quintanareños son muy solidarios, indicaba que estos colectivos solidarios siempre tendrán el apoyo y la colaboración del Ayuntamiento y la Corporación Municipal.

0
0
0
s2sdefault