Ayuntamiento de Quintanar de la Orden

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

La empresa Incibe, el alcalde y el concejal de Infraestructuras han ofrecido una rueda de prensa para informar del proceso de licitación de la nueva empresa concesionaria de aguas potables y saneamiento para Quintanar de la Orden para disipar las dudas sobre dicho proceso que la oposición arrojaba en el último pleno.

El alcalde de Quintanar de la Orden, Juan Carlos Navalón que estaba acompañado en la rueda de prensa por el concejal de Infraestructuras, Sergio Arranz; y el técnico responsable de la empresa Inncive, Ignacio Frías, insistía en que las soluciones que se han aportado respecto al problema del agua en Quintanar, son soluciones técnicas y aconsejadas por una empresa especializada como ha sido, en este caso, Inncive que es la ingeniería consultora que ha asesorado y diseñado la propuesta tanto de los pliegos de condiciones técnicas-económicas como de la solución tarifaria adoptada en el proceso de licitación de la nueva empresa concesionaria de aguas potables y saneamiento para Quintanar de la Orden.

El alcalde apuntaba que en el último pleno se aprobó la propuesta de las nuevas tarifas que van a regir en el consumo de agua y utilización de la red de saneamiento de la localidad con la empresa concesionaria que sea elegida finalmente. No obstante, recordaba que la propuesta se aprobó con los votos a favor del equipo de Gobierno socialista y con la abstención de toda la oposición que además, arrojó dudas y sombras sobre la legitimidad de este proceso adjudicatario y, sobre todo, de la solución tarifaria adoptada. “Para disipar esas dudas y para que los vecinos y vecinas conozcan que la solución técnica es buena y es la correcta y que es una solución técnica y no política, se celebra esta rueda de prensa con el técnico que se ha encargado del proyecto”, decía Navalón.

“Nos vamos en pocos días del Ayuntamiento pero queremos dejar bien hechas y explicadas las cosas y que nadie tenga la más mínima duda de que hemos trabajado de acuerdo a los intereses comunes de 11.000 personas y, sobre todo, de acuerdo a criterios técnicos y objetivos y nunca de acuerdo a posturas partidistas y nada que se le parezca”.

Asimismo, el primer edil subrayaba el trabajo llevado a cabo por el concejal responsable de esta área, Sergio Arranz, “que ha estado al pie del cañón durante todo este proceso y velando por los intereses de los vecinos y vecinas de Quintanar”.

En busca de un servicio eficiente y que mejore la calidad de las infraestructuras
Ignacio Frías, técnico de Inncive, se encargaba de explicar la solución técnica adoptada y los criterios que se han seguido. Según apuntaba una de las condiciones y prioridades que se exigían era la de no hipotecar al Ayuntamiento con una inversión inicial ni una amortización de infraestructuras.

Tras el primer estudio, apuntaba que se vio que las infraestructuras estaban muy deterioradas y, actualmente, hay un rendimiento de la red de un 46.67% lo que significa que de cada 100 metros cúbicos sólo se aprovechan 46,67 y el resto se pierde. “Hay que recordar que Quintanar se abastece de pozos de ahí que el agua es barata y de ahí que el rendimiento se haya podido mantener”, afirmaba Frías. “El problema, añadía, es que el volumen que se está extrayendo de agua también va en detrimento de la calidad de la misma”.

Ignacio Frías señalaba y dejaba claro que desde el Ayuntamiento se tenía claro que lo que se hiciera tenía que ir encaminado a invertir en la mejora de la red de abastecimiento. En ese sentido, Frías recordaba que la Directiva Marco de 2000 pone que el servicio tiene que ser autosuficiente y, en Quintanar, hoy por hoy, este servicio es deficitario. Asimismo explicaba que esta misma Directiva aconseja tener en las tarifas un fijo y un variable con los bloques estandarizados. “Desde el Ayuntamiento se pidió mantener para no trastocar a la gente con cambios y lo que se hizo fue cambiar el consumo mínimo por un fijo en infraestructuras tanto en saneamiento como en abastecimiento de tal forma que se pudiera dar a la concesión herramientas para poder acometer las infraestructuras”.

La concesión se ha hecho a 10 años con el fin de no hipotecar al municipio y al proceso de adjudicación se han presentado ocho empresas punteras en el ámbito de las concesiones en España. “Todo está bastante bien atado para que Quintanar tenga los mínimos problemas con la nueva concesión porque lo que se pretende, en definitiva, es intentar que se ahorre en agua y esperemos que la concesionaria de un servicio eficiente y aumente la calidad de las infraestructuras”, afirmaba Frías.

Por último tomó la palabra el concejal de Infraestructuras, Sergio Arranz para realizar dos apuntes. En primer lugar, explicó que a la empresa Inncive se le contrató para que hiciera el estudio del ciclo completo del agua desde que sale del pozo hasta que se vierte en el arroyo pasando por depuradora. En este punto, y con respecto a la depuradora, Arranz informaba que el Ayuntamiento se puso en contacto con la Junta de Comunidades quién les indicó que se encargarían de la depuradora y poco después la Confederación Hidrográfica del Guadiana se puso en contacto con el Consistorio con el mismo fin, siendo ésta la que se encargará finalmente de la depuradora. Es por eso que dicho punto se omitió del proyecto de Inncive.

Con respecto al contrato que se ha fijado en 10 años, Sergio recalcaba que se ha decidido que fuera así para no obligar al resto de corporaciones a asumir un contrato que no habrán negociado ni del que han tenido conocimiento. Y, en segundo lugar, porque un contrato de 25 años, como el que ha habido hasta ahora, es inmanejable.

0
0
0
s2sdefault