Reserva de Pistas
Actividades Culturales Cultura Educación Educación y Deporte

Éxito en el Mercadillo de Primavera de Cienlee

El proyecto Cienlee junto con la Biblioteca PúbLica Municipal “Leer y Soñar” de Quintanar de la Orden y con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad ha celebrado en la mañana del sábado 6 de mayo un mercadillo en las inmediaciones de la Biblioteca.

Cienlee lleva 9 años apostando por la educación de los niños y, dentro de las actividades que se realizan está la del mercadillo que, lo que hace es fomentar e incentivar tanto la lectura como la escritura y que los niños vayan conociendo a diferentes autores.

Los mercadillos se realizan dos veces al año, en Navidad y primavera. En ambos se trabajan diferentes lecturas. En este de primavera lo han dedicado a la poesía y los haikus. De esta forma, los niños van trabajando la rima y han compuesto sus propias poesías.

En el mercadillo no se aceptaba dinero, era una venta por trueque. Los niños cambiaban sus elaboraciones y poesías por material escolar. Aunque, el grupo de niños embajadores Cienlee que van a viajar a Eslovenia sí que vendían algunos de los artículos por precios simbólicos, como máximo 5€ porque están reuniendo dinero para el gasto que tengan del viaje al que han sido invitados. Cristina, madre de uno de los niños que viajará junto a ellos a Eslovenia estaba muy agradecida y añadía que era ”una oportunidad excepcional, es una experiencia para los niños muy diferente, para que los niños aprenden a colaborar, compartir, es una experiencia de vida que casi nunca se repite”.

Cada niño podía aportar el producto que quisiera. El mercadillo era de estilo libre por lo tanto, había un sinfín de variedad. Desde comida, bebida, hasta abanicos, flores, ambientadores, pulseras, pasando por conchas, libros hasta llegar a detalles con mensajes por el día de la madre. Todo ello acompañado de poesía, caligrama y haikus ya que este tipo de lectura es muy importante para que los niños conozcan a otros autores y aumenten su cultura.

Las familias de estos niños tienen un papel fundamental en cada una de las actividades y es que se vuelvan en cada uno de los proyectos y les ayudan a preparar el material necesario y cooperan en la elaboración de los productos. Participan 120 familias en los talleres con unos 124 niños desde los 4 años hasta los 20 años. Jaqueline Oliver, directora del proyecto Cienlee añadía que “todo esto no sería posible sin la participación de los padres”.

Desde Cienlee, lo que se pretende es seguir fomentando la cultura, la tradición, la cooperación y el trabajo en equipo ya que de esta forma comparten experiencias y los enriquece porque es un proyecto para que los niños aprendan, se implique, trabajen y se den cuenta de todo lo que se puede conseguir con esfuerzo porque “nada es imposible para ellos”, apunta Jaqueline Oliver.