Cultura Música y Espectáculos

Emocionante concierto con recital poético

En la tarde de ayer, se celebraba en la Biblioteca Pública Municipal de Quintanar de la Orden un concierto con recital poético de la mano de Javier Pelayo.

El cantautor conquense Javier Pelayo deleitó al público asistente con 14 canciones. Algunas de ellas escritas y compuestas por él mismo y otras cogidas de otros autores.

Javier, empezó a los 15 años a escribir gracias a la influencia del poeta Miguel Hernández, pero, no fue hasta 2012 cuando decidió sacar el que fue su primer disco “Equidistancias”. Lo que hizo para el mismo fue, musicalizar a algunos poetas y sacar así una serie de canciones.

No es la primera vez que el cantautor iba a la localidad toledana. En 2017 ya fascinó con otro gran concierto del mismo tipo. Despertando toda serie de emociones entre el público.

Pero, esta vez, Manuela Sevilla, directora de la Biblioteca Pública Municipal, propuso al cantautor que, varias personas del publico saliesen a recitar un poema entre canción y canción. Y así se hizo. Fue todo un éxito. La magia de la letra y la sintonía del artista se mezclaba con los poemas recitados a pleno pulmón de las personas asistentes.

Aunque es profesor de profesión, Javier últimamente está haciendo muchos conciertos por la comarca de este tipo. Y es que confiesa que “siente mucha emoción” al hacer estos recitales y, le hace feliz que también el público se emocione.

Él caracteriza sus conciertos como “canciones con una pretensión poética” ya que, su interés es que la canción contenga unas armonías que vaya uniendo una serie de versos.

Es cantautor y autor de cuatros discos. Acaba de sacar el último y todos ellos que sigue teniendo relación con la poesía. Por ello, el sitio habitual donde realiza sus conciertos suele ser en bibliotecas.

Algunas de sus canciones se basan en poemas de algunos de los poetas mas relevantes como Machado, Benedetti o Miguel Hernández, y otras las hace él “en letra y música” pero siempre con una intención poética.

Por lo tanto, en el concierto, deleitó al público con canciones suyas propias y con canciones creadas a partir de poemas de otros autores. Una de las canciones que cantó fue “Alfonsina y el mar” que tiene que ver con el último poema que escribió Alfonsina antes de morir.

Antes de comenzar el recital, Javier Pelayo apuntaba que “he venido aquí a emocionaros” y eso es lo que hizo. Lo que quería es que todos los asistentes disfrutasen con la palabra y la música cantada.