Cultura Música y Espectáculos

Dani de Baza y la Banda Sinfónica Municipal junto con otros artistas hacen disfrutar a Quintanar en el III Concierto Benéfico de Música

Organizado por la Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Traición a Nuestro Padre para recaudar fondos en beneficio de las Hermanas Trinitarias de Quintanar

La música cofrade ha vuelto a resonar en Quintanar de la Orden gracias  al III Concierto Benéfico de Música que organiza la Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Traición a Nuestro Padre de la localidad siempre con un fin benéfico.

El concierto, protagonizado por la Banda Sinfónica Municipal dirigida por Sebastián Heras y el solista de corneta Dani de Baza y en el que participaban también otros artistas, se celebraba la noche del sábado en la Pista Jardín Colón y era presentado por la periodista Esther Ibáñez.

Entre el numeroso público asistente, se encontraban el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda; el alcalde, Juan Carlos Navalón; concejales de la Corporación Municipal; el párroco, José Antonio EscObar; el vicario parroquial, Francisco Aparicio; así como representantes de la Hermandad-Mayordomía de la Virgen y del resto de Cofradías del municipio.

Abría el concierto el tema “El legado del maestro” de Agustín Castro con Dani de Baza a la corneta, Javier Estebarán al piano e Inés Heras al vibráfono.  Le seguía el pasodoble “La Giralda” de E.L. Juarranz. “Fanfarria de Bronce” de Cristóbal López Gándara era interpretado conjuntamente por la Banda y Dani de Baza para continuar la agrupación sinfónica sola con el tema “Doctor Zhivago suite” de M. Jarre, arreglo de Michael Worek.

Tras la primera parte se habló de las Historia de las Hermanas Trinitarias de Quintanar, beneficiarias de este concierto. En su nombre, el párroco, José Antonio Escobar dirigió unas palabras a los asistentes recordando que, precisamente en estos días, se celebra la festividad de la Santísima Trinidad y puso en valor la función que las Hermanas Trinitarias desarrollan en la localidad rezando por todo el pueblo, elaborando dulces que ponen a la venta y realizando otras labores. Agradecía, a la Archicofradía la organización de este evento; al Ayuntamiento, su colaboración, así como a la Banda Sinfónica y a todos los artistas participantes su dedicación y participación  para poder llevar a cabo el concierto.

“Loneliness” de Agustín  Castro, abría la segunda parte del concierto a la que siguió “Danzas Fantásticas III Orgia” de J. Turina.

Era el turno entonces de la voz y entraba en el escenario la cantante almoradiense Cristina Villajos que interpretó, junto con la Banda Sinfónica; Dani de Baza y el pianista Javier Estebarán el tema “Pasan los Campanilleros”. Una magistral actuación con una gran voz que recibió los aplausos del público.

Antes de concluir el concierto se hicieron entrega de diferentes reconocimientos y agradecimientos y tanto el alcalde, Juan Carlos Navalón; como el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda dirigieron unas palabras a los asistentes.

Ambos, pusieron en valor a los protagonistas de la noche, Dani de Baza, Cristina Villajos, Javier Estebarán y la Banda Sinfónica Municipal con todos sus componentes. Resaltaban la suerte de los quintanareños y quintanareñas por poder disfrutar de un evento de estas características y hacían hincapié en la necesidad de valor momentos como el vivido anoche después de dos años donde la actividad social y cultural había quedado aparcada. Asimismo, resaltaban el trabajaron que llevan a cabo desde la Arhicofradía, no sólo en su faceta cofrade, sino realizando también actos solidarios como este concierto y agradecían a todas las partes implicadas para poder llevarlo a cabo.  

Se cerraba el concierto con una pieza de lujo que el público disfrutó al máximo, se trataba de “La Saeta” de Serrat que puso los pelos de punta a los asistentes.

Al finalizar, el público se puso en pie y pidió otra pieza a los artistas que muy gustosamente interpretaron para poner el broche de oro a este magnífico concierto.

Señalar que durante el concierto también se pusieron a la venta productos de las Hermanas Trinitarias y de las Archicofradía