Bienestar Social

Cruz Roja ofrece una nueva actividad formativa en el Centro de Mayores de Quintanar

La actividad tenía como fin trabajar el bienestar emocional en los cuidadores y estaba dirigida a personas cuidadoras no profesionales con familiares a su cargo, así como a las propias personas dependientes que están siendo cuidadas.

El Centro de Mayores de Quintanar de la Orden ha vuelto a abrir sus puertas a Cruz Roja que ofrecía en la tarde del jueves, 3 de marzo, una píldora formativa sobre bienestar emocional en los cuidados.

Una actividad a la que asistió la concejala de Bienestar Social, Ana María Serrano que ponía en valor la importancia de celebrar actividades y charas de este tipo que ayuden al día-día no sólo de nuestros mayores, sino de todas las personas que se encuentren en situación de dependencia y sus cuidadores.

Mª Isabel Cruz Campos referente del proyecto de Atención a Personas Cuidadoras en la provincia de Toledo, se encargaba de ofrecer esta nueva actividad que se desarrollaba en las propias instalaciones del Centro de Mayores y que contó con una gran acogida por parte de los usuarios y vecinos de la localidad.

Tal y como explicaba Mª Isabel esta nueva actividad tiene como objetivo complementar a las personas cuidadoras con las personas que reciben los cuidados.  Es decir, conocer y aprender cómo gestionar a nivel emocional esos primeros estadios para prevenir situaciones de riesgo como pueden es el síndrome del cuidador o una mala elaboración del plan de cuidado que lleve, a posteriori, a una sobrecarga por parte del cuidador.

“Queremos dar las pautas necesarias para que ese día a día se haga de la mejor forma posible y también conocer qué beneficios tiene cuidar porque a veces sólo nos quedamos con la parte negativa de esta situación y, sin embargo, también hay muchas cosas positivas”, afirmaba Cruz Campos.  “Aprovechando que están las dos partes es un buen momento para tratar todos esos asuntos y conocer las emociones y el sentir tanto de una parte como de la otra”.

Tal y como indicaba la responsable de Cruz Roja, en el plan de cuidado debe haber una mediación entre las dos partes para que ambas salgan beneficiadas. En este aspecto, decía,  habrá que tener en cuenta si la persona dependiente tiene problemas cognitivos, pues será más difícil conseguir ese entendimiento; o si los problemas son más bien físicos porque en este caso las personas dependientes pueden poner de su parte, estar predispuestos a colaborar porque al final será beneficioso para ambas partes. “A veces tendemos a volcar la responsabilidad sobre los cuidadores y no debe ser así y eso es lo que intentamos trabajar en talleres como el de hoy”, afirmaba Mª Isabel.  

En ese sentido, la actividad resultó muy interactiva y participativa, exponiendo además los casos particulares por lo que resultó muy enriquecedora para todos los participantes

Además, durante el encuentro, también se dieron unas pinceladas de autocuidado para las personas cuidadoras

Cruz Campos quiso resaltar la colaboración del Centro de Mayores a través de su directora, Mª Ángeles Fernández que siempre se vuelcan a la hora de desarrollar actos de esta índole. Asimismo, agradeció a los asistentes su presencia que sirvió para que la jornada resultara mucho más enriquecedora.