Actividades Culturales Cultura

Clara Ortega para el tiempo en la Biblioteca de Quintanar

Clara Ortega ha vuelto a maravillar a los niños en el cuenta cuentos que ha tenido lugar en la mañana de hoy en la Biblioteca Pública Municipal de Quintanar de la Orden.

La escritora es fiel narradora de este tipo de actividades ya que para ella es muy importante que los niños aprendan a escuchar los cuentos ya que según dice ella misma, “Cuando lees al niño un cuento, le estás transmitiendo no sólo una historia que le genera imaginación y creatividad, sino que, también le estas transmitiendo muchísimo vocabulario y eso para el desarrollo del aprendizaje es esencial”.

“Érase una vez el tiempo”es, la temática que ha elegido Clara como hilo conductor para guiar los tres cuentos que ha contado.

Los niños de todas las edades estaban muy expectantes e intrigados por ver que tenía que narrarles la escritora con dicha temática. Para adentrarles en la misma, Clara ha empezado la sesión preguntándoles que era el tiempo para ellos.

Los libros escogidos han sido “El Rey que deseaba el Tiempo”, “Ojos de cristal” escrito por ella misma y, “Las bolsitas de la señora T”.

Y la elección de esos tres cuentos ha sido porque para ella, “el tiempo es un tema que, aunque sea abstracto, a los niños les hace mucho de pensar”. Y es que, Clara quiere que “los niños aprendan a valorar el tiempo que tenemos” porque no nos enseñan a envejecer y ella cree que “es un tema muy importante para tratar con ellos.

“El Rey que deseaba el Tiempo”, vive en un país donde no existe el tiempo y está aburrido porque no pasa nada. Todo siempre es igual, no envejecen y él necesita que algo suceda. El consejero logra traerle tiempo, pero para el rey no es suficiente y quiere siempre más. Al final, de tanto pensar en querer tiempo, no lo aprovecha, pasa y, termina muriendo.

“Ojos de cristal”, escrito por la quintanareña Clara Ortega, trata sobre la infancia, la juventud y la vejez. La protagonista es una muñeca que despierta en el campo, siente y tiene emociones y su afán es ser una niña. Quiere reír, llorar y ser amada. Por el campo van pasando personas y nadie la coge hasta que una niña se hace con ella. Pasan los años y cuando la niña es adolescente pone en lo alto de una librería a la muñeca y la deja ahí, la muñeca entristece. Y cuando esa niña se convierte en anciana, vuelve a por la muñeca y la abraza. Es ahí cuando la muñeca se siente amada por esta anciana, ya no piensa en sonreír porque tiene lo que buscaba, el amor.

“Las bolsitas de la señora T”, cuenta la historia de una señora que esta deprimida y le sobra el tiempo. Coge los segundos, minutos y horas de los relojes y los va metiendo en bolsitas. La gente va a su casa a pedirle tiempo y se le agota y ahí es cuando la señora se da cuenta que ha perdido el tiempo sin aprovecharlo.

Sin duda tres cuentos que de una manera diferente hacen ver a los niños la importancia del tiempo en la vida.

Clara, quería que con dicho cuenta cuentos, hoy, los niños aprendiesen y reflexionasen y lo ha conseguido porque han salido pletóricos del lugar.